Saltar al contenido

Tanatoestética y Tanatopraxia      

Tanatoestética y Tanatopraxia

Ambos son oficios muy demandados, pero poco conocidos por el público en general. La tanatoestética se centra en técnicas de maquillaje para difuntos, mientras que la tanatopraxia muestra las diferentes formas de embalsamamiento y conservación de cuerpos.

El experto de la tanatoestética centra su trabajo en el maquillaje y peinado de personas fallecidas.

Aunque no se trata de una profesión nueva, en los últimos años está despegando como alternativa de empleo, sobre todo entre maquilladores y profesionales de la estética que ahora se encuentran sin trabajo.

Para algunos, la tanatoestética forma parte de las labores que debe realizar el tanatopractor o agente funerario, pero otros lo consideran trabajos independientes.

El tanatopractor se especializa en el conjunto de técnicas que se aplican sobre el cuerpo del difunto para su limpieza, conservación, embalsamamiento, restauración, reconstrucción y cuidado estético, y también en los diferentes soportes para su presentación.

Impacto emocional

El objetivo final, es preparar el cuerpo para que presente el mejor aspecto posible, y así poder reducir el impacto emocional sobre la familia y allegados.

Para ello, los profesionales de la tanatopraxia y la tanatoestética deben realizar estos procesos respetando los diferentes ritos religiosos y manejando diferentes técnicas en las que deben estar cualificados.

Una de las bazas con las que cuentan estas profesiones es la estabilidad laboral que ofrece el sector funerario, que está formado por unas 1.600 empresas que ocupa en España a entre 30.000 y 40.000 trabajadores.

Otro de los puntos a su favor es el sueldo que se puede conseguir trabajando como tanatopractor o técnico en tanatoestética (entre 1.700 y 2.100 euros al mes, como media).

El principal obstáculo es, sin duda, la propia actividad. No todo el mundo “vale” para trabajar cada día con personas fallecidas, aunque el sueldo y las opciones de empleo sean buenos.

 

Oficio buen remunerado

Las funerarias suelen requerir profesionales que tengan conocimiento tanto de tanatoestética como de tanatopraxia. De esta forma, se ahorran contratar a 2 personas.

Esta situación hace que para encontrar trabajo haya que formarse en ambas disciplinas.

No solo encontrarás más trabajo, sino que el sueldo será mucho mayor que si solo te especializas en una de ellas.

Canadá y Francia son los dos únicos países que conceden de forma oficial el título de Tanatopractor.

En España se imparten varios cursos especializados en tanaestética y tanatopraxia, para los que no se necesita formación previa, y también se puede acceder a un diploma en el SEPE, dirigido a licenciados en Medicina, Enfermería y Psicología que quieran especializarse en este campo.

Si quieres información acerca de este apasionante mundo y deseas formarte de manera profesional realizando prácticas, visita el SEPE.

cursosepe2018.com ©2020. Todos los derechos reservados Aviso Legal Politica de Cookies Politica de Privacidad Contacto